Festival MVD de las Artes: Abelardo, el hombre que jugaba

Domingo 23 de enero, 19 h

Entrada libre
Reservas al 1950 8921

Abelardo Caballero era nuestro vecino en el Cerro.

Una imagen única que recorría las calles de la Villa y de todo Montevideo, montado en una pequeña bicicleta rodado 20, colmada de molinetes, que al girar con el viento
parecía que lo haría volar en cualquier momento.

A Abelardo lo conocimos en el Teatro Florencio Sánchez. Un rato antes de cualquier función aparecía con un vieja bolsa repleta de palitos y restos de papeles de colores y en un santiamén construía decenas de molinetes que irían a parar a su bicicleta. Eran oportunidades únicas para conversar. Aquel hombre extremadamente sencillo, pobre de riquezas, pero muy rico de espíritu, tenía un concepto muy sabio de las cosas que importan; la vida en su mejor sentido es lo más valioso.

En estas épocas de consumo extremo, de no tener tiempo para pensar, para estar con los otros, Abelardo decía: “juguemos, juguemos todos, los niños y niñas y los más grandes también. Demos lugar a esa aventura de imaginación y emociones. Seguro vamos a descubrir en nosotros y en los demás una riqueza que no conocíamos”.
Las mejores cosas de la vida están aderezadas con el juego, el amor, el arte, la amistad, los sueños y tantas cosas más.
Ese hombre no solo creyó en sus ideas, sino que las puso en práctica. Rescató aquellos juegos populares, que solo quienes tenemos algunos años los recordamos, el balero, el teléfono con latas y un piolín, el trompo, la payana, la bolita y tantos otros.
Con esta obra quisimos homenajear y rescatar el espíritu del juego que nos enseñó Abelardo. Con la excusa de contar su historia, jugamos a inventar junto al público, un mundo  mucho mejor.

Autor: Javier Peraza

Actores manipuladores:  Javier Peraza
J. Ernesto Peraza
Martín Peraza
Rodrigo Speranza

Dirección: Ausonia Conde
Diseños: Javier Peraza
Diseño de luces y sonido: J. Ernesto Peraza
DURACIÓN: 1 hora